Ingredientes para cantidad-de-porciones:

mantequilla

115 gramos

Mantequilla

harina

2 tazas

Harina

azucar

1/3 de taza

Azúcar

huevo batido

1

Huevo, batido

sal

1 pizca

Sal

  1. 115 gramos mantequilla

  2. 2 tazas harina

  3. 1/3 de taza azúcar

  4. 1 huevo, batido

  5. 1 pizca sal


Instrucciones:

  1. Parta la mantequilla en pequeños pedazos y llévelos al congelador durante 5 minutos.


    pie dough4
  2. En el tazón de un procesador de alimentos, vierta la harina, el azúcar y la sal y mezcle durante 3 segundos.


    pie dough3
  3. Agregue los pedazos fríos de mantequilla y procese durante 10 a 15 segundos o hasta que ya no se vean los pedazos grandes. Si usted abre el tazón verá gránulos grandes en la mezcla de la harina.

  4. Vierta el huevo batido despacio y mientras está prendido el procesador, mezcle hasta que los ingredientes formen una masa que se separe de las paredes del tazón.

  5. Cubra con plástico y refrigere de 30 a 45 minutos.


    pie dough2
  6. Extienda la masa hasta que quede de un grosor de 1 cm para el pie grande o de un grosor de 0.3 cm si va a hacer tartaletas. (Esta masa es más fácil de amasar con rodillo si se pone entre dos pedazos de plástico).


    pie dough1
  7. Lleve la masa al molde, corte los bordes restantes y si va a hacer un pie grande, doble los bordes hacia adentro para decorar. Si va a hacer pies individuales, corte la masa con un cuchillo enharinado y dispóngala en cada uno de los moldes. Se pueden hornear sobre una bandeja plana para galletas para darles un toque diferente.

  8. Para cocinar pies individuales vacíos, ponga papel de aluminio o vasos de papel con fríjoles o pesas sobre la masa y hornee a 180 °C para el pie grande y a 200 °C para los pies individuales. Déjelos de 15 a 20 minutos o hasta que doren.

Puede que necesite añadir 1/2 cucharada de agua fría.

ara pelar las almendras, póngalas en una sartén pequeña o en una olla pequeña. Cubra con agua y hierva; cocine hasta que la piel se despegue, durante 2 minutos aproximadamente. Retire las almendras del agua, póngalas en un trapo o un pedazo de tela y frote hasta que la piel se desprenda.